¿La existencia precede a la esencia?

Presentarse a través de Sartre es todo un reto. El filósofo existencialista nos recuerda que estamos condenados a ser libres.

Generalmente, cuando nos preguntan sobre quiénes somos, tendemos a decir nuestro nombre y nuestra profesión, como si con ello agotáramos la respuesta. ¿Lo hacemos?

Para Sartre la persona se convierte en lo que ella hace de sí. Cada persona, defiende el filósofo, es una elección absoluta de sí misma.

Y vosotros – vosotras- ¿qué opináis? ¿Elegís ser lo que sois? Y antes que eso, ¿sois libres cuándo elegís? ¿Qué sois entonces? ¿Es vuestra esencia anterior a la existencia? ¿O vuestra existencia va conformando – a través de vuestras decisiones – lo que sois?

Anuncios

11 comentarios en “¿La existencia precede a la esencia?

  1. ¿La existencia precede a la esencia?

    Muchas veces me habré preguntado lo que soy o lo que quiero llegar a ser. Tengo claro lo que quiero estudiar, mis gustos, mis habilidades, mis miedos…. Pero ¿es eso lo que somos? ¿Es eso lo que nos hace humanos?

    “Pienso, luego existo” de Descartes es el mejor ejemplo para poder explicar si la existencia precede a la esencia o si se trata de todo lo contrario. Si un empresario quiere sacar al mercado una nueva mesa, primero dará forma a su idea y una vez la tenga, podrá crear o materializar esa idea, por lo tanto eso es un claro ejemplo de que para la mesa lo primero fue la esencia y después su existencia. Por otro lado, Leonardo da Vinci aseguraba que dentro de los bloques de mármol con los que trabajaba, ya había una escultura y que el tan solo la pulía para que pudiera salir a la luz.

    Por mi parte estoy de acuerdo con Sartre ya que creo que son nuestras acciones las que determinan o determinarán lo que somos. Es cierto que una vez fuimos una idea en la cabeza de nuestros padres, pero ahora que ya somos, debemos empezar a pensar qué somos, y si pensáis como yo y creéis que las acciones son lo que os diferencian, hemos de empezar a actuar para que cuando analicemos lo que hemos hecho al cabo de un día, una semana, un mes o incluso años más tarde estemos orgullosos de lo que hemos conseguido y de cómo hemos acabado.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿La existencia precede a la esencia?

    A lo largo de nuestra vida, nos preguntan qué somos. Automáticamente, respondemos cosas superficiales como nuestro nombre, nuestra edad o nuestro lugar de residencia. Pero, ¿es realmente eso lo que somos? ¿o simplemente es lo que nos hace ser algo?

    Bajo mi punto de vista, la esencia de cada uno de nosotros acaba siendo formada gracias a nuestras acciones. Es decir, nuestra esencia no viene determinada, sino que la moldeamos según lo que practicamos, según lo que nos gusta, según lo que decidimos y según lo que nos rodea. Estoy por lo tanto, de acuerdo con Sartre cuando dice que “cada persona es una elección de si mismo”.

    Además, tenemos total libertad para elegir quien queremos ser, en que persona nos queremos convertir. Sartre dice que estamos condenados a ser libres,”somos arrojados a la acción y somos plenamente responsables de ella”
    Cuando elegimos somos libres, porque tenemos la libertad de acción y la libertad de voluntad, el libre albedrío: según Marcel Conche, “la capacidad de determinarse a sí mismo sin estar determinado por nada”.

    Por lo tanto, cuando nos pregunten quién somos, deberíamos profundizar en nuestra existencia: nuestra personalidad, nuestras acciones, nuestros gustos.., porque es eso lo que realmente nos define y forja nuestra esencia, no lo hace un nombre, un apellido o un sexo.

    Como conclusión, nuestra existencia sí precede a la esencia. Tal y como dice Sponville, “lo que yo hago (mi existencia) no está determinado por mi esencia (lo que yo soy) sino que mas bien lo crea o lo elige libremente”.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¿La existencia precede a la esencia?

    Cada uno de nosotros es un ser único e irrepetible, es cierto que hay seres más parecidos a otros pero lo que es innegable es la autarquía de cada uno de nosotros, es decir el autodominio que tenemos sobre nuestras acciones y la independencia y libertad que tenemos a la hora de tomar una decisión.

    Siempre he pensado que soy cien por cien libre por lo que comparto en gran forma la afirmación de Sartre y soy partidario de afirmar que La existencia precede a la esencia. El ser humano se caracteriza por la capacidad de ser consciente que tiene y eso es exactamente lo que nos diferencia de los demás. Además, nuestra esencia la moldeamos y formamos a través de nuestros gustos, preferencias y acciones, la esencia no nos viene determinada al nacer, pues no hay ningún ser sobrenatural que decida que una determinada persona tendrá afinidad por la naturaleza, la esencia la forjamos a través de las experiencias que vivimos y de lo que nos gusta o no.

    La mejor manera de comprender mi punto de vista, que en este caso comparto con Sastre, es a través de un ejemplo. Un artista cuando quiere realizar una obra de arte, lo primero que hace es pensar en qué quiere transmitir y visualizar su idea en el cuadro, esta previsualización es la verdadera esencia de lo que el artista terminará haciendo y después viene la existencia, es decir el materializar la idea que el artista tiene en el lienzo. Por lo tanto, son nuestras ideas, experiencias y afininades lo que definen la esencia y según estas, nuestra existencia será de un modo u otro.

    Por último, quiero terminar manifestando que no hay nadie que determine que un ser humano es bueno por naturaleza, o sea un terrorista, no tenemos ningún chip electrónico que alguien manipule para hacernos hacer lo que ese ser superior quiera. Es la esencia lo que definirá nuestro ente, y por ello creo que el ser humano es 100% libre durante su paso por la Tierra. Y para terminar, tal y como nos sugiere Sponville “Hemos de aprender a liberarnos: esta libertad no es sino otro nombre para la sabiduría”, ¡aprendamos a liberarnos!

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿La existencia precede la esencia?

    En cuanto a si la existencia precede a la esencia, yo pienso que cada uno tiene una cualidad interior desde que nacemos, y en la vida hay que ir probando muchas cosas diferentes para poder encontrarla y hacerla existente. Hay personas que nunca la encuentran, y otras que tienen la suerte de sentirse identificados y la hacen existente. Por lo tanto, en esto estoy de acuerdo con lo que decía Leonardo Da Vinci, afirmando que el mármol con el que trabajaba ya tenía una escultura .

    A veces me pregunto si aquello que soy es lo que debería ser, si aquellas decisiones que tomo son las que debería tomar o si aquello que me gusta es lo que me tendría que gustar. Cuando pienso en esto, siempre acabo concluyendo que no he adquirido la experiencia suficiente para poder analizar con fluidez, si realmente mi papel en la vida es aquél que estoy realizando, o aquél que más puede gustar a la gente. Entonces, cuando pienso en si elijo ser lo que soy libremente, entra en juego la duda de si aquello que elijo se encuentra influenciado por el exterior y me pregunto: ¿Qué pasaría si viviera en otro lugar o en otro entorno? ¿Elegiría ser lo mismo que soy ahora?
    Creo que elegimos ser lo que somos, dependiendo de donde venimos y de que eligieron en su día aquellas personas que queremos.
    Respeto a lo que dice Sartre, pienso que nuestras acciones determinan lo que somos, pero se ven constantemente influenciadas por lo que piensan aquellas personas que queremos, ya que nuestro amor por ellas hará que siempre pensemos en aquello que nos decían.
    Realmente son muy pocas personas tienen la libertad de escoger ser lo que quieren ser, sin pensar en nada más que no sea él o ella, y aquellas personas son las que destacan en lo que son.

    Considero que tienen un gran privilegio aquellas personas que tienen claro que eligen ser lo que son libremente, sin verse influenciadas por lo que escuchan o piensan los demás, solo por lo que sienten personalmente.
    Desde mi punto de vista este tipo de persona destacará, porque hará lo que le gusta sin importarle el tiempo. Por ejemplo, aquella persona que se levanta a las 6 de la mañana y vuelve de trabajar a las 12 de la noche, durante 6 días a la semana y lo hace porque le gusta. Aquella persona que se va haciendo mayor y no quiere escuchar la palabra jubilación, ya que la considera una enfermedad, aquel o aquella piensa trabajar toda la vida sin importarle lo que gane o pierda, porque es lo que llena de felicidad.

    Libertad es un sinónimo de felicidad, para saber si estamos siendo libres hemos de pensar si estamos siendo felices haciendo lo que hemos escogido. En el caso de que no seamos felices, querrá decir que habremos estado influenciados por algo que en un principio consideramos más importante, porque nos aporta más beneficio. Pero durante el tiempo, uno se irá dando cuenta que se ha estado exprimiendo en algo que realmente no era para él, se da cuenta que todo lo que tiene no significa nada y buscará en forma de necesidad inminente, aquellos instantes en los que realmente es feliz. Finalmente tal y como dijo Albert Schweitzer: “El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito.”

    Le gusta a 1 persona

  5. ¿La existencia precede a la esencia?
    Poco a poco vamos creciendo, vamos madurando, vamos forjando nuestra personalidad… Momento que nos preguntamos quién somos, qué queremos ser o hacer en esta vida.
    Y es que, indirectamente, contestamos a estas preguntas con nuestro nombre, nuestra edad, nuestros gustos… Y esto, ¿Es realmente lo qué cada uno quiere ser?

    En mi opinión, pienso que nuestra existencia está forjada por nuestras acciones, al reaccionar o actuar de una manera u otra estamos formando nuestra manera de ser. Es decir, es verdad que el ser humano llega al mundo y empieza a existir, pero solo tiene eso, solo tiene su propia existencia. Ya que es el propio ser humano que decide en qué dirección quiere guiar su vida, es el que decide qué elecciones o qué acciones formarán su esencia.
    Cada persona es diferente y por lo tanto cada persona tiene una distinta esencia ya que a pesar de poder compartir alguna cualidad, no todo el mundo vive las mismas experiencias y de la misma manera, no todo el mundo toma las mismas decisiones.
    Es verdad que una persona puede nacer con un don o habilidad, pero también es verdad que para que esa cualidad forme parte de tu esencia, se debe trabajar y desarrollar.
    Aún así, aunque sea consciente de que poco a poco mi esencia se va construyendo, me sigo preguntando quien soy yo, quien quiero ser y como quiero ser y creo que tendrán que pasar unos cuantos años hasta que sepa realmente lo que quiero en esta vida.

    Por otro lado, estoy de acuerdo con Sartre en que cada persona es libre para elegir de qué manera quiere ser en esta vida, pero también pienso que de alguna manera estamos condicionados por otros factores. Es decir, ahora mismo a mi me gustaría poder estar haciendo muchas otras cosas que no sean estudiar, pero también se que probablemente afecte negativamente a mi futuro. Entonces aunque yo ahora sea libre de elegir estudiar y aceptar las posteriores consecuencias, realmente estoy condicionada por ellas, por lo tanto creo que no soy 100% libre.

    En conclusión, creo que el término libertad puede estar asociado a ciertas situaciones de la vida, pero también pienso que en otras siempre estaremos condicionados por aquellos factores que serán los que determinaran nuestra esencia.

    Le gusta a 1 persona

  6. ¿La existencia precede a la esencia?

    Durante mi vida, la pregunta ¿Quién soy? se ha ido repitiendo en mi cabeza, ya sea porque yo misma me la he planteado o porque alguien me la ha hecho. El caso es que la respuesta que suelo dar a esta pregunta es que soy humana, tengo dieciséis años, vivo en una ciudad y aspiro a conseguir ciertos objetivos en un futuro, que tengo distintos miedos o pasiones… Pero ,¿está mi esencia formada por mis acciones ?¿es esto lo que realmente soy y elijo ser?

    Personalmente creo que, al nacer, lo único que nos define son nuestras características físicas, las que, en general, comparte todo ser humano ya que aún no hemos forjado nuestra personalidad ni determinado nuestros gustos.
    Al nacer sólo existimos y a medida que crecemos, nuestra esencia va tomando forma determinada por nuestras acciones o elecciones. Por lo tanto, estoy de acuerdo con Sartre cuando dice que cada persona es una elección absoluta de sí mismo.

    En cuanto a la libertad, siempre he pensado que somos libres para escoger quien quieremos ser, a pesar de las limitaciones de nuestro alrededor. Según Bergson, “somos libres cuando nuestros actos emanan de nuestra propia personalidad”. Comparto este punto de vista y creo que, si somos capaces de autoconocernos, llegaremos a ser totalmente libres ya que actuaremos según nuestras propias necesidades.

    En conclusión, creo que la existencia sí preced a la esencia, ya que ésta se forja durante el transcurso de nuestra vida y pienso que siempre somos libres de escoger quién somos ya que, según decía Sartre, “lo que hagono está determinado por lo que soy, sinó que más bien lo creo libremente”

    Le gusta a 1 persona

  7. ¿La existencia precede a la esencia?

    Buena pregunta, dicha cuestión hace que me plantee otras tales como si ya esta escrito lo que seremos, antes de ser ni siquiera un plan por parte de nuestros procreadores. O si esta forma parte de una estrategia por parte de un ser superior. Todas son preguntas de las cuales solo podemos extraer respuestas basadas en nuestra opinión. Y esto es lo que trataré de hacer para dar respuesta a la pregunta que se nos presenta.

    En mí opinión, el ser humano nace por igual independientemente de la región, país o cultura a la que se le considere que pertenece. Es a partir de ese momento, una vez ya es existente, que su esencia se empieza a formar.

    Esta esencia, estará guiada por los diferentes factores que envuelven a la persona. Para poner un ejemplo que clarifique esto, podríamos poner la situación de un recién nacido y su evolución hacia la edad madura.

    Un recién nacido, se formará en esencia dependiendo de los factores que lo envuelvan. Por lo tanto, una persona nacida en Europa y con influencia de cultura cristiana católica, se desarrollará de una forma específica (generalizando, después habrá factores como lo familiares que lo podrían marcar para una forma u otra). Mientras que a este recién nacido, si lo trasladáramos al inicio de este desarrollo a un país donde recibiera influencia musulmana se desarrollaría de manera totalmente diferente.

    Por lo tanto, debo discrepar con la idea que presenta Sarte de cada uno elige ser una elección absoluta de sí mismo. Porque las acciones o elecciones que escogemos están claramente influenciadas.

    En cuanto a la cuestión de la libertad, me gustaría argumentar que cada persona es libre de elegir qué ser, pero no creo que realmente esto sea así.

    En mi opinión, nadie puede/es/podría ser libre, debido a que las influencias que uno ha recibido durante su desarrollo, marcan ciertos limites que debe estar obligado a cumplir y que son regidos por la conciencia de cada individuo.

    Para aclarar esta afirmación, me gustaría hacer referencia a una frase celebre de Cicerón: “La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo”. Por lo tanto podemos advertir que si la conciencia es nuestro amo, nadie puede ser libre de hacer cualquier cosa.

    A forma de conclusión, puedo afirmar que la existencia precede a la esencia. Pero la libertad de la que habla Sartre es en mí opinión una falacia.

    Le gusta a 1 persona

  8. ¿La existencia precede a la esencia?

    Soy Albert Cabanes, soy diferente pero igual, cuando nací se me dieron las mismas competencias que los otros, tal vez algunas más desarrolladas que otras y algunas menos pero al final he escogido mi camino, ya no hay vuelta atrás.

    Al nacer todos somos iguales pero a la vez diferentes, a lo largo de nuestra vida desarrollamos diferentes competencias y diferentes habilidades. Cada uno de nosotros tiene diferentes maneras de ver el mundo, las personas, los animales pero esa visión de lo que nos rodea está condicionada por nosotros mismos. A lo largo de nuestra vida abrimos puertas y cerramos otras en total libertad, aunque a veces estamos influenciados por otros seres, podemos escoger nuestro camino.

    La libertad es un concepto muy difícil de desarrollar, por una parte nos podemos considerar libres ya que las decisiones son tomadas por nosotros, pero por contra, las decisión de nacer no fue tomada por nosotros sino que fue tomada por nuestros padres.

    ¿Construir tu propio camino entra dentro de libertad? Desde mi punto de vista si. La libertad se va construyendo día a día. Si salimos de nuestra zona de confort y desarrollamos nuestras virtudes pero también nuestros defectos, estamos construyendo nuestra libertad, estamos haciendo que nuestro cuerpo no decida por nosotros sino que nosotros decidamos por él.

    La libertad es una cosa que te viene dada, pero si no la trabajas la puedes ir perdiendo, durante tu vida vas cerrando puertas y abriendo otras nuevas, pero dependiendo de la decisión que tomes las puertas serán cada vez más pequeñas.

    La vida es muy jodida y a veces hay cuestiones que hacen que decidas en fracciones de segundo. Al nacer existimos pero nuestra esencia la vamos desarrollando poco a poco y granito a granito.

    Nuestra personalidad no es ni mejor ni peor, es diferente a la de los demás, la gente me acostumbra a decir que estoy loco, pero yo respondo que mi realidad es diferente de la tuya. Las opiniones son diferentes, algunas más extremistas pero todas aceptables.

    La esencia se tiene que ir construyendo, pero con cuidado, no cerremos puertas que no hemos de cerrar.

    Seguro que en nuestro pasado habríamos hecho cosas diferentes pero en mi caso no volvería atrás ya que la vida tiene que fluir, con nuestros fracasos y nuestras victorias pero SIEMPRE siendo uno mismo.

    Como bien dijo Sartre: El hombre nace libre, responsable y sin excusas.

    Le gusta a 1 persona

  9. ¿La existencia precede a la esencia?

    Lo primero que dices cuando alguien te pregunta ¿Quién eres?, es responder tu nombre, tus aficiones, tu personalidad. ¿Pero realmente somos solo un nombre, unas aficiones o un puñado de adjetivos?, ¿o somos algo más que eso?

    Hace ya unos años que me empiezo a plantear preguntas que nunca antes me habría preguntado, preguntas como ¿soy realmente libre?, o ¿Quién soy yo realmente? Son preguntas que te hacen pensar, preguntas que te encantaría que alguien te respondiese a ellas. Después de leer a Jean-Paul Sartre me di cuenta de que él me estaba respondiendo a muchas de mis preguntas. Estoy completamente de acuerdo con su tesis, la cual afirma que a raíz de nuestras acciones, forjamos la esencia de cada uno.

    Soren Kierkegaard dijo una vez: “La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”. Esta frase me hizo pensar, me hizo darme cuenta de que en la vida hemos de experimentar, hemos de crear, hemos de movernos, hemos de hacer, para que esa vida que todos tenemos empiece a ser una realidad, empecemos a vivirla de verdad. También me hizo pensar en lo que afirmó Sartre, ya que a raíz de la experiencia y de las vivencias vividas forjaremos nuestras vidas, nuestras personalidades, nuestras personas.

    En conclusión creo que debemos se verdaderamente libres para poder vivir esas experiencias que afirmaran, como somos, ya que, si no puedes hacer lo que realmente quieres ¿eres realmente quien quieres ser?

    Me gusta

  10. ¿La existencia precede a la esencia?

    Nacemos, crecemos y morimos. Más allá de esta realidad determinada cada uno de nosotros somos libres o no de tomar las decisiones que queramos dentro de este contexto. La libertad es un hecho muy cuestionable.

    Es cierto que como nosotros solamente hay uno. Qué nacemos con unas características y habilidades que nadie más posee por igual.
    Nuestra existencia estaba determinada por nuestros antecedentes, pero una vez nacemos, somos y no somos libres de igual forma.

    Depende del contexto en el que nazcas, la educación recibida va a ser una u otra. En el caso de un católico, su educación por parte de sus antecesores va ha ser diferente que la de un musulmán. Y esa educación es la que va a determinar en un futuro las decisiones que tome cada uno de los dos niños.
    Un ejemplo bien claro puede ser el de la población de Tarrasa, pues años atrás, el hockey hierba era el deporte rey, en el cual la mayoría de integrantes de la selección española pertenecían a ese lugar. A día de hoy y debido a esa influencia, la gente de Tarrasa sigue practicando el mismo deporte con las mismas ganas con las que lo hacían años atrás.

    En cambio una vez nacido, cada persona independientemente de la raza, el color, o la religión, actúa libremente sin ningún tipo de influencia, pues cada uno toma sus propias decisiones según sus intereses.Un ejemplo bien claro puede ser el de un musulmán que desde pequeño ha sido educado para ejercer la misma profesión que sus familiares como puede ser el campo, pero su instinto le dice que lo que de verdad le apasiona es la medicina.

    Una vez analizadas las dos posturas, como conclusión puedo decir que la existencia precede a la esencia dependiendo del grado de consideración de libertad. Y esa libertad puede estar considerada por la esencia o bien puede depender de la consideración de cada uno de nosotros.

    Me gusta

  11. Con diecisiete años no podemos responder a la pregunta de ¿quiénes somos? con tan solo decir nuestros nombres o profesiones porque estos datos tan solo son algunas de las cosas que nos definen como a cualquier otra persona. En esta reflexión se nos hace la pregunta de ¿la existencia precede a la esencia?

    En mi opinión, sí. Primero nacemos es decir existimos. En caso de que nos preguntaran quiénes somos nada más nacer, seríamos capaces de responder a esa pregunta con el nombre que se nos ha dado, ya que no tenemos aficiones, gustos, o cualquier cosa que pueda definir nuestra persona más que nuestra existencia. Entonces, ¿qué es lo que determina quiénes somos?

    Según Sartre nuestras acciones determinan quién somos pero somos libres cuando elegimos? En caso de que no lo fuéramos, no somos nadie? Ya que si nuestras decisiones determinan nuestra esencia y no tenemos libertad a la hora de tomar esas decisiones no podemos definir personalidad?

    Desde mi punto de vista el hecho de tomar decisiones libremente está relacionado con el bien y el mal. A la hora de tomar una decision siempre buscamos la mejor opción, es decir la opción buena. Pero esta decisión sabemos que es buena debido a que buscamos buenas consecuencias a través de nuestras decisiones. Entonces, somos buenas personas si escogemos el bien, y ignorantes si escogemos el mal.

    Por tanto, nuestra existencia sí precede a la esencia ya que ésta se crea posteriormente con nuestras acciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s